La molicie entra en campaña

Yamila Osorio y Javier Ísmodes a la salida del debate de la UCSP el lunes 10 de noviembre.
Yamila Osorio y Javier Ísmodes a la salida del debate de la UCSP el lunes 10 de noviembre

Julio Ramón Ribeyro dentro de sus cuentos de circunstancias, escribió un breve relato titulado La molicie. En él somos testigos como una casa entera, ha sido tomada poco a poco por el aburrimiento, a pesar de los denodados esfuerzos de sus habitantes para evitarlo, es ineludible, irreprimible y voraz, impele a todos a la inacción, a la somnolencia. Y eso es precisamente lo que le había pasado a la campaña de la segunda vuelta electoral del Gobierno Regional de Arequipa.

La campaña está siendo muy larga y agotadora. En eso coinciden tanto Javier Ísmodes como Yamila Osorio, mientras descansaban en la sala del auditorio principal de la Universidad Católica San Pablo, tras su debate del lunes 10 de noviembre. Nos compartieron su preocupación por llegar a cada rincón de la Región Arequipa, que contrasta con las terribles dificultades que supone visitar cada una de las provincias de Arequipa. En ambos reina un ambiente de sana cortesía, que desafortunadamente se rompería dos días después por una denuncia de guerra sucia mediante volantes difamatorios.

La polémica del 10 de noviembre había terminado. Ha sido la primera vez en la historia de Arequipa Republicana, que una institución acoge un debate público de los dos candidatos que pasarían a la segunda vuelta del Gobierno Regional y también la vez primera que sus equipos técnicos los han secundado. Más allá de las críticas que han provenido con dureza hacia ambos equipos de gobierno, por innumerables carencias de las que nos hemos ocupado, creo que debemos como sociedad felicitarnos que hayamos propiciado una espacio para confrontar ideas, con las que podemos discrepar o identificarnos.

En una campaña de segunda vuelta donde el desánimo parecía haberse anidado en el ciudadano y la molicie avanzaba, alimentada por la larga contienda –más de 6 meses de campaña activa aburren hasta al más entusiasta-, hay que destacar que Arequipa, pueda recuperar esos espacios naturales de pensar nuestra sociedad y cohesionar a las fuerzas sociales que mueven a nuestra región.

Tengo un optimismo dramático. Hace 8 años ni siquiera sabíamos el nombre de los candidatos a Vicepresidente, y por la descomunal popularidad de Juan Manuel Guillén no hubo necesidad de polémicas programáticas. El ciudadano y el elector han cambiado mucho, ya no puedes intentar ganar su voto al ritmo del chino o con propaganditas engomadas en una cajita de fósforos. La transformación social que ha sucedido en el Perú también ha ocurrido en Arequipa y el ciudadano es un poco más crítico con sus candidatos.

Como ya lo habíamos advertido, nuestros candidatos no responden a programas ideológicos, son políticos que prefieren utilizar el pragmatismo que tanto buen resultado ha dado a gobiernos de este lado del hemisferio. Yamila Osorio y Javier Ísmodes no representan ningún espectro ideológico, si bien algunas ideas populistas asoman en su discurso, relacionadas especialmente con la labor de las empresas públicas como Sedapar o los deberes asistenciales de Cerro Verde, no tenemos ningún candidato antisistema que intente minar el modelo sostenible de la Región.

Quizá por ello fue un error estratégico de Yamila Osorio querer ubicar a Javier Ísmodes a la derecha del espectro político, pues estoy convencido que el caudal más importante de votos en Arequipa no es ideológico, y si así fuera, en Arequipa cada vez hay una mayor clase media, que no tiene ningún reproche cuando escucha palabras etiqueta como exitoso, empresario o emprendedor. No creo, que exista un voto ideológico en Arequipa, no son tiempos de revolución ni adoquines, ni por asomo.

Pasados los días, quizá en el menudo juego de las percepciones, que supone superar el desencanto, cuando llegó la foto de los candidatos y sus equipos, entendí que la estampa de Yamila Osorio con sus asesores si bien pudo reflejar pluralidad, sobró en años y aminoró su discurso de cambio y frescura, y si bien el equipo de Javier Ísmodes, pudo parecer inexperto, el gesto político de cohesión y renovación fueron más certeros.

Estoy convencido que nos merecemos una mejor campaña de segunda vuelta. Creo que nuestros candidatos pueden espabilar aún más y evitarnos la molicie, pues ambos tienen con qué hacerlo, sus equipos deberán ponerse a la altura. Si los últimos días de campaña son dominados por denuncias y acusaciones, quien perderá será finalmente Arequipa, pues nos despellejaremos en una discusión estéril habiendo tenido la oportunidad por vez primera de discutir programas y someterlos al escrutinio de las instituciones de Arequipa.

Después del debate, ambos candidatos se retiraron satisfechos, recibidos en las puertas por sus entusiastas partidarios. Muchos temas han quedado en puntos suspensivos como la gestión y promoción de cultura, la promoción del desarrollo integral de la persona humana, y fundamentalmente: la discusión pública de las decisiones que se ejecutarán en los primeros días de gestión, que hagan posible una transferencia ordenada y planificada.

Nos enfrentamos a un escenario donde la gobernabilidad de Arequipa puede estar en riesgo, sea porque el gran caudillo de Arequipa –cuestionado o ensalzado- deja una ausencia que estoy convencido será gravitante, sea porque existe un gran número de ciudadanos que no se identifica con ningún candidato, o sea porque tenemos bombas de tiempo con cronómetros corriendo como la protesta pública por el agua potable o la ejecución de Tía María.

En cualquier caso quedan algunos días de campaña. Podemos medir aún el fuste de nuestras candidatos, las instituciones de Arequipa, principalmente los colegios profesionales, universidades y medios de comunicación deben ayudar en este proceso, sin intereses rentistas, ni clientelismo, vicios que han sobrado en esta campaña. Por favor que la molicie no tome nuestra casa. Como los personajes de Ribeyro, debemos buscar artilugios y hábitos, que nos hagan matarla y desalojarla. Salvo mejor parecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s